El producto interior bruto (PIB) de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se situó en el cuarto trimestre de 2021 un 2,1% por encima del nivel registrado en el cuarto trimestre de 2019, afianzando así un crecimiento superior al nivel de actividad registrado antes de la pandemia de Covid-19.