El precio de la vivienda usada en España cayó un 0,2% en el primer trimestre del año, hasta los 1.825 euros, según los datos publicados este viernes por el portal inmobiliario idealista.