El precio medio de los carburantes en España ha remontado esta semana hasta un 1,35% y ha escalado a nuevos máximos históricos, aunque se mantiene contenido al aplicar el descuento obligatorio de 20 céntimos por litro aprobado por el Gobierno que se hace en las gasolineras al pagar.