El Tribunal Supremo (TS) ha resuelto que no ha lugar al recurso de casación interpuesto por José María B.B., quien fuera delegado de la empresa constructora Dragados (ACS) en Andalucía entre 2001 y 2009, contra la sentencia de la Sección Tercera de la Audiencia de Sevilla, que le impuso cuatro años y nueve meses de cárcel por un delito continuado de falsedad en concurso con un delito continuado de estafa agravada cometido al causar a la entidad un perjuicio económico de 453.481,75 euros» en su propio «provecho».

Generated by Feedzy