El Tribunal General de la Unión Europea (TGUE) ha avalado este miércoles la disolución de Banco Popular tras desestimar en su totalidad los recursos presentados por parte de los accionistas contra la resolución de la entidad bancaria en 2017, y traspasada a Banco Santander por un euro, por lo que rechaza la devolución del dinero de las acciones o una compensación a los demandantes.

Generated by Feedzy