Elon Musk ha decidido suspender temporalmente la compra de Twitter, que pactó a finales del pasado mes de abril por unos 44.000 millones de dólares (42.156 millones de euros), según ha comunicado el magnate a través de su perfil oficial en la red social del mismo nombre.