El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, no ve «razonable» pactar un incremento salarial del orden del 5% en el acuerdo de negociación colectiva que se negocia con los sindicatos y ha apostado por hacer un ejercicio de «contención y moderación» de los salarios ante la elevada tasa de inflación y el impacto que puede tener la guerra en Ucrania sobre la economía española.