La ‘superapp’ del Sudeste Asiático Grab, que ofrece desde viajes compartidos al reparto de comida a domicilio, ha anunciado que suprimirá 1.000 puestos de trabajo, el equivalente al 11% de su plantilla, con el fin de reducir sus costes y seguir siendo competitiva.