La cervecera neerlandesa Heineken ha completado la venta de sus operaciones en Rusia al Grupo Arnest al precio de 1 euro, incurriendo así en una pérdida acumulada total esperada de 300 millones de euros.