El sector de la alimentación está sufriendo las consecuencias de la huelga de transportes convocada por la Plataforma de Defensa del Sector del Transporte de Mercancías por Carretera Nacional e Internacional, una organización sin representación en el Comité Nacional del Transporte (la patronal).