Las crecientes tensiones en Ucrania y el temor a una elevada y persistente inflación han derivado en una jornada marcada por los ‘números rojos’ en las principales bolsas mundiales, y el segundo valor más castigado de la Bolsa española ha sido el holding aeronáutico IAG.