Intel, el gigante estadounidense de los microprocesadores, ha llegado a un acuerdo definitivo para la adquisición del fabricante israelí de chips analógicos y circuitos integrados Tower Semiconductor por 5.400 millones de dólares (4.769 millones de euros), según ha anunciado la multinacional, que espera cerrar la transacción en el curso de los próximos doce meses.