Intel creará junto al Barcelona Supercomputing Center un laboratorio conjunto de computación avanzada como parte de su plan de inversiones en España.