El banco suizo Julius Baer no considera que una subida de tipos por parte de los bancos centrales vaya a aliviar la inflación, ya que el aumento de los precios experimentado el año pasado se ha debido a factores como la vuelta a la normalidad tras la crisis derivada del coronavirus y los cuellos de botella en la cadena de suministros.