El crecimiento de la actividad de las empresas de la zona euro se ha acelerado en febrero, según refleja el avance del índice de gestores de compra (PMI), que se ha situado en máximos de los últimos cinco meses, a pesar de que los precios cobrados a los consumidores registraron el mayor incremento de la serie histórica, según IHS Markit.