La biotecnológica española KeyZell acaba de abrir una ronda de inversión privada con la que espera recaudar cinco millones de euros, que irán destinados a impulsar sus proyectos y consolidarse como una de las startups de su sector con mayor proyección.