La Bolsa de Moscú ha reabierto este jueves la operativa con acciones, tras haber permanecido cerrada desde el pasado 25 de febrero en lo que ha sido el periodo más largo de clausura del parqué moscovita, aunque con una serie de limitaciones, incluyendo un horario reducido de negociación y la prohibición de las posiciones cortas.