La espiral de tensión respecto de la situación en Ucrania se traduce este lunes en fuertes caídas en la cotización del rublo frente al euro y el dólar, así como al mayor desplome desde 2008 de la Bolsa de Moscú, después de que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, haya deslizado la posibilidad de reconocer la soberanía de las administraciones rebeldes en el este de Ucrania, tal como reclaman los separatistas del Donbás.