Las presiones globales sobre la cadena de suministro disminuirán a lo largo del año actual, debido «al fin de los cierres de fábricas relacionados con la pandemia», según ha transmitido en un informe este miércoles Crédito y Caución.