Tempos Energía ha subrayado que, pese a que el recrudecimiento de la ofensiva rusa hacia Ucrania acentúa los argumentos para la ruptura de las exportaciones del petróleo ruso, «una desconexión total supondría para la Unión Europea un incremento del crudo por encima de los 150 dólares el barril de brent». Según ha explicado, pese a que la UE dispone de argumentos más que contundentes para un embargo completo, «no disponemos de tiempo suficiente para redirigir la compra de barriles hacia China e India».