La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) ha decidido elevar los tipos de interés del país en 25 puntos básicos, hasta situarlos en un rango objetivo de entre el 0,25% y 0,50%, según ha informado este miércoles en un comunicado.