El número de hipotecas constituidas sobre viviendas se disparó un 23,6% en 2021 respecto al año anterior, hasta sumar 417.501, su cifra más alta desde 2010, cuando los préstamos para viviendas alcanzaron los 607.535, según los datos difundidos este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).