El precio de la gasolina y del gasóleo ha bajado esta semana por primera vez en lo que va de año, tras once semanas consecutivas de incrementos y tras batir todos los récords debido a la invasión rusa de Ucrania y su impacto en el encarecimiento del petróleo.