El sector del transporte vive este viernes una nueva jornada de paros tras una noche con cinco accidentes leves en varios puntos de la A-6 debido a los ‘piquetes’ y con la previsión del despliegue de 23.600 agentes entre Policía Nacional y Guardia Civil en los centros logísticos para garantizar el derecho al trabajo.