La tasa de inflación interanual de Alemania se situó el pasado mes de abril en el 7,4%, una décima por encima de la subida de los precios en marzo, según ha confirmado la Oficina Federal de Estadística (Destatis), lo que supone la mayor tasa desde la reunificación del país y el mayor incremento de los precios desde el otoño de 1981 en la entonces Alemania Federal.