La exposición de la economía española al impacto directo de la crisis provocada por la invasión rusa de Ucrania «es limitada», por lo que el mayor efecto estará relacionado con el incremento del precio de la energía, según ha destacado el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Mathias Cormann.