La economía global registrará una sustancial desaceleración en 2023, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que no contempla una recesión en su escenario central y prevé que el producto interior bruto (PIB) aumentará un 3,1% en 2022, para frenarse al 2,2% el próximo año y crecer un 2,7% en 2024.

Generated by Feedzy