La presidenta de Eroski, Rosa Carabel, ha afirmado que tras la «hazaña» que ha supuesto situar la deuda por debajo de 1.000 millones de euros, al Grupo le toca ahora «crecer», poder ser «más grande y generar empleo». «Ahora, lo que nos toca es consolidar la posición en el perímetro norte, crecer y extenderse en todo el territorio nacional con el negocio de franquicia», ha expresado.

Generated by Feedzy