La banca continuó registrando máximos históricos de rentabilidad sobre recursos propios (ROE) al cierre de 2021, mientras que su ratio de préstamos dudosos (NPL) aumentó ligeramente en el año como consecuencia de un cambio normativo, según reflejan las estadísticas supervisoras de las entidades de crédito correspondientes al cuarto trimestre de 2021 publicadas por el Banco de España.