El grupo siderúrgico ruso Severstal, dirigido por el magnate ruso Alexei Mordashov, ha confirmado el cese de las ventas de acero a la Unión Europea (UE) como consecuencia de las sanciones impuestas al segundo hombre más rico de Rusia y principal propietario de la compañía.