La Seguridad Social perdió una media de 29.650 afiliados extranjeros en enero, con lo que el primer mes del año se cerró con 2.240.156 trabajadores inmigrantes inscritos en el sistema, según ha informado este jueves el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.