La tasa de morosidad bancaria en España se elevará hasta el 4,6% en 2022 y se moderará al 4,5% en 2023, frente al 4,3% registrado en 2021, según el primer informe ‘European Bank Lending Economic Forecast’, elaborado por EY sobre previsiones de préstamos bancarios en la eurozona.