La normalización de la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) se llevará a cabo de manera gradual después de la primera subida de los tipos de interés, que podría producirse «algún tiempo» después del final de las compras netas de activos de la institución, según ha señalado la presidenta de la entidad, Christine Lagarde.