El riesgo de que la economía de la eurozona entre en recesión se ha incrementado, a pesar de que los datos del tercer trimestre hayan superado las expectativas, aunque la contracción estimada de la actividad no parece suficiente como para devolver la inflación a niveles en línea con el mandato del Banco Central Europeo (BCE), que tendrá que subir más los tipos para impedir que la elevada inflación «se arraigue», según ha advertido la presidenta de la institución, Christine Lagarde.

Generated by Feedzy