Lantania ha irrumpido en Eslovaquia con un contrato para la adecuación de su red de alcantarillado, que se suma a otro logrado en Marruecos para la construcción de una Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR), por un total de 18,1 millones de euros.