Las autopistas de peaje que quebraron tras la crisis financiera de 2008 y que el Estado rescató en 2017 obtuvieron un beneficio neto de 1,2 millones de euros en 2021, frente a las pérdidas de más de 6 millones del año anterior, al mismo tiempo que lograron superar la facturación previa a la pandemia de coronavirus.

Generated by Feedzy