Las empresas que se deslocalicen fuera de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo (EEE) estarán obligadas desde este jueves a devolver todas las bonificaciones a la Seguridad Social de las que se hayan beneficiado durante los cuatro años inmediatamente anteriores a la deslocalización, con el recargo y los intereses de demora correspondientes.

Generated by Feedzy