Repsol aplica desde este viernes un descuento adicional de diez céntimos de euro por litro de combustible a los clientes particulares y profesionales que utilicen la aplicación Waylet y la tarjeta Solred, respectivamente, que se suma a la bonificación de 20 céntimos aprobada por el Gobierno y a otros descuentos, según informó la empresa, que señaló que en estos casos la rebaja total alcanza un mínimo de 30 céntimos.