Los grupos hoteleros españoles confían en que este verano se cumplan las mejores previsiones y se registren resultados por encima de la anterior marca histórica de 2019.