La temporada de juntas de accionistas de 2022 se caracterizará por el «creciente escrutinio» de los inversores en cuestiones relacionadas con la remuneración del consejo de administración y con los criterios ESG (Enviromental, Social and Governance).