Las ventas globales de cerveza descendieron un 0,7% durante el pasado año 2023 como consecuencia de la caída del consumo de los españoles de este producto, que disminuyó en un 3,5% en comparación con el año anterior, por la inflación.