Lazard Frères Gestion considera que la crisis energética en Europa está lejos de su final y que continuará afectando a la subida de los precios, que en los últimos meses han alcanzado cifras no vistas desde hace décadas.