El tiempo en el que los españoles mantienen sus casas antes de venderlas alcanzó niveles récord en 2021 por la «escasa producción» de nuevas viviendas en España durante los últimos años, lo que ha limitado las opciones de los compradores a la hora de cambiar de domicilio, según un análisis de la red inmobiliaria donpiso.