La cotización de los contratos de futuros de gas natural, que se negocian en la plataforma de referencia europea TTF, han caído ligeramente hasta el entorno de los 200 euros por megavatio hora (MWh), alejándose así de los máximos históricos de 345 euros que se registraron en lunes, en el marco de la volatilidad y los riesgos para el sector energético derivados del conflicto entre Rusia y Ucrania.