Los precios de importación en Alemania registraron el pasado mes de marzo una subida del 31,2% respecto del mismo mes de 2021, frente al 26,3% del mes de febrero, lo que supone la mayor escalada desde septiembre de 1974, cuando las importaciones germanas se encarecieron un 32,6% durante la primera crisis del petróleo, según ha informado la Oficina Federal de Estadística (Destatis).