Los técnicos del Ministerio de Hacienda, Gestha, estiman que el coste de deflactar las escalas estatal y autonómica y los mínimos personales y familiares oscilaría entre los 4.600 y 5.000 millones de euros en las comunidades de régimen común.