Los trabajadores que fueron despedidos en 2020, el primer año de pandemia, aumentaron un 1,3% respecto a 2019, hasta alcanzar un total de 474.738, según datos de la estadística de despidos y su coste que elabora el Ministerio de Trabajo y a la que ha tenido acceso Europa Press.