Casi la mitad de las empresas españolas espera aumentar los presupuestos destinados a viajes en 2024, debido a que la gran mayoría de los altos directivos españoles considera que aumentar el gasto en esta partida termina repercutiendo muy positivamente en los ingresos de la empresa.