El expresidente ruso y actual vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia, Dimitri Medvedev, ha planteado que Rusia amplíe su respuesta a las sanciones impuestas por Occidente limitando sus exportaciones agrícolas a aquellos países amistosos y realizando los intercambios comerciales en rublos y en las respectivas monedas nacionales.