Merlin Properties obtuvo un beneficio neto de 512 millones de euros en 2021, lo que supone un crecimiento del 809% respecto al ejercicio anterior, gracias a la revalorización experimentada por sus activos inmobiliarios tras el fuerte impacto que provocó la pandemia en el valor de sus edificios en 2020.